“¡Es Navidad!”

El pasado 25 de diciembre, el Obispo de la Diócesis de Zacatecas, Dn. Sigifredo Noriega Barceló, presidió en el Santuario de Plateros la solemne concelebración eucarística conmemorando el nacimiento de Jesús en el portal de Belén.

Al comienzo de su homilía, el Obispo saludó a los fieles y a sus familias, y les deseó no nada más una feliz navidad, sino una Santa Navidad, recordando que la navidad es para pensar que Dios nos hace grandes, un día en el que Dios sale a nuestro encuentro a hacerse compañero de camino, hermano nuestro.

En seguida, el Obispo exhortó a los fieles a no olvidarse de la familia, mencionando que Dios se hizo hombre como nosotros nacemos, en una familia, y como tal, no hay espacio mejor para nacer, para crecer, para vivir, para ser amado y para aprender a amar.

Por último, ante las diferentes realidades que vivimos en nuestro país, el Obispo hizo la recomendación a ser siervos de paz, aportando positivamente a la convivencia con los demás y que se palpe en los gestos de amor de cada día.