Oración especial del Papa por los niños del mundo.

¡Oremos por todos los niños que sufren! Invitó el Papa Francisco alentando a rezar en especial por las víctimas más pequeñas e indefensas en los problemas familiares, en las guerras y en las persecuciones.

«Queridos amigos, cuidar a los niños significa creer que cada uno de ellos es un don de Dios al mundo. No escatimemos esfuerzos con el fin de que puedan sentirse siempre acogidos y amados en nuestras familias y en nuestras comunidades», dijo el Obispo de Roma dirigiéndose a los miles de peregrinos de todo el mundo, y en particular a los de lengua árabe, provenientes de Irak y de Oriente Medio:

«Los niños son a menudo las primeras víctimas de los problemas familiares, de los conflictos, de las guerras y de las persecuciones. Oremos por todos los niños que sufren, rogando al Señor que los custodie de todo mal, que despierte las conciencias adormecidas y que convierta los corazones de piedra para que nunca falte a ningún niño amor y cuidados ¡Que el Señor bendiga a todos los niños y los proteja del maligno!»

El Obispo de Roma destacó asimismo que un niño nunca puede ser considerado un error, puesto que el error es del mundo de los adultos y del sistema que genera bolsas de pobreza y violencia, en las que los más débiles son los más perjudicados. Y tras afirmar que los niños son responsabilidad de todos, el Papa destacó que los padres no deberían sentirse solos en su tarea, teniendo en cuenta que tratándose de niños, ningún sacrificio es demasiado costoso.

Dios no se olvida de ninguno de sus hijos más pequeños, dijo también el Santo Padre recordando que Jesús los trató con especial predilección, imponiéndoles las manos, bendiciéndolos y afirmando que el Reino de los cielos es de quienes se hacen como ellos; mientras la Iglesia siempre se ha puesto al servicio de los niños y sus familias con solicitud maternal y defendiendo sus derechos.

En su audiencia general de la Octava de Pascua, renovando sus mejores deseos en este tiempo de alegría pascual, el Papa Francisco, agradeciendo los mensajes que le llegaron de todo el mundo, reiteró a los miles de peregrinos su exhortación a ser verdaderos testigos de Cristo Resucitado, en las familias y todos los ámbitos de la vida, deseando que el Señor Resucitado confirme a todos en la fe y los haga testimonios de su amor y de su misericordia:

«Queridos hermanos y hermanas, en este periodo pascual les deseo que la paz y la alegría de la resurrección de nuestro Señor esté siempre presente en cada uno de ustedes, en sus familias y en sus comunidades. Les agradezco por todas las felicitaciones y expresiones de cercanía espiritual que me han llegado en ocasión de la Santa Pascua. Me encomiendo a sus oraciones,  asegurando asimismo las mías por todos, y rogando al Señor que derrame con abundancia su gracia y bendición».

A los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados les deseó que «el anuncio pascual siga haciendo arder nuestro corazón, como a los discípulos de Emaús».

«Queridos jóvenes, sólo el Señor Jesús puede responder completamente a los anhelos de felicidad y de bien en sus vidas. Queridos enfermos, no hay consolación más bella ante el sufrimiento que la certeza de la Resurrección de Cristo. Queridos recién casados, vivan su matrimonio en concreta adhesión a Cristo y a las enseñanzas del Evangelio»

Fuente: News.va (CdM – RV)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *