La estrella de Belén en tiempos críticos. (La Epifanía del Señor)

LA ESTRELLA DE BELÉN EN TIEMPOS CRÍTICOS
La Epifanía del Señor.

La estrella es colocada desde hace siglos sobre el pesebre donde nació Jesús. Es la señal que guió a los magos de oriente hasta encontrar lo que buscaban: a Jesús, rey de los judíos, respuesta a sus preguntas. Son personajes sabios (probablemente teólogos, filósofos y científicos) que se pusieron en camino en la búsqueda de respuestas y soluciones a sus crisis. ¿Por qué y para qué venir de tan lejos siguiendo una estrella? ¿Es la esperanza la que los hace salir y los guía hasta encontrar lo que buscan? La tradición popular les ha dado número, nombres, rostros y medios de transporte. Esto hace el pasaje más realista y da pie a que seamos parte de la escena desde las situaciones concretas que vivimos.

No he podido dejar de meditar en lo que la fiesta de la Epifanía (manifestación) del Señor puede decirnos en los días críticos que vivimos al inicio del año 2017 después del nacimiento de Jesús. Los magos buscan solución a sus crisis y la encuentran. No es por arte de magia, ciertamente. Salir de sus esquemas de seguridad indica que no están conformes con su situación existencial y después, en el camino, con las políticas de Herodes. La estrella de la esperanza los guiará, animará, levantará y fortalecerá ante conflictos y tensiones.

Los estudiosos de las situaciones de crisis afirman que éstas son oportunidades para crecer. Quizás esto no se vea claro al principio. La estrella de la esperanza activa esperas comprometidas. La primera es aceptar que estamos en una real situación de peligro que puede desbordarse. Hay que entender qué está pasando y por qué; ser críticos de los acontecimientos y sus contextos. En toda situación de crisis –lo estamos viendo– hay miedos, malestar, rabia, intereses, confusión, incertidumbre…; no vemos por dónde pueda estar la salida. Sería un error caer en la desesperación, entrar en pánico, buscar salidas destructivas de la esperanza. Me imagino lo que los magos platicaron entre sí cuando sus planes iniciales no funcionaron.

En la mayor parte de las veces existe más de una solución para resolver estas situaciones. Los magos buscan hasta encontrar, priorizan y actúan unidos. No se van por su lado; mucho menos caen en la tentación de la violencia. “Al ver de nuevo la estrella se llenaron de inmensa alegría… Regresaron a su tierra por otro camino”, termina diciendo el Evangelio de la Epifanía.

Este día de Reyes es distinto al de años anteriores. Ojalá que todos trabajemos por el regalo de la paz social tan necesaria para que las crisis sean realmente oportunidades para progresar como nación. “Debemos ver nuestros desafíos actuales como una oportunidad, una ocasión, para asumir la responsabilidad que cada uno de nosotros tenemos en los espacios sociales que habitamos y compartimos, dejando atrás la indiferencia, el egoísmo y la insensibilidad de unos con otros, causa del lastre de la corrupción, la impunidad, el abuso y la avaricia. La gran historia de nuestro pueblo nos demuestra que en los momentos duros y difíciles hemos sido capaces de trazar caminos de virtud y solidaridad. El desarrollo humano integral, para todos, es el desafío de gobernantes y gobernados”, dicen nuestros obispos.

Con afecto y esperanza los bendigo.

+ Sigifredo
Obispo de/en Zacatecas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *