Fiesta de Nuestra Señora de los Remedios de los Zacatecas

Nuestra ciudad de Zacatecas tiene una especial devoción a la Virgen María, al estar vinculada de esta manera en la fecha en que la Iglesia festeja su Nacimiento y la del descubrimiento por Juan de Tolosa en 1546, de lo que posteriormente sería la propia Ciudad. Para mediados del siglo XVI la población tendrá especial devoción a Nuestra Señora de los Remedios, y es el 18 de octubre de 1585 que recibe por el Rey Felipe II el título de “Ciudad de Nuestra Señora de los Zacatecas” y después se agregaría de “La muy Noble y Leal” junto con su propio Escudo de Armas el 20 de Julio de 1588.

CatedralEl 1 de Enero de 1551 se funda la “Archicofradía del Santísimo Sacramento y La Santa Concepción de la Serenísma Virgen María de las Minas de Nuestra Señora de los Remedios”, constando de celebrar las fiestas marianas del calendario litúrgico entre ellas la del 8 de septiembre a la Natividad de María.

En el Auto de Cabildo de las minas de los Zacatecas del 7 de Mayo de 1559 se intitula la fiesta de Nuestra Señora de Septiembre con el título de los Remedios, estableciendo celebrar solemnemente a Nuestra Señora de los Remedios de los Zacatecas con vísperas, Misa y con la participación de los cofrades de la Natividad y de la Veracruz (cuya sede será el Templo de la Santa Veracruz que contaba con un hospital, en donde hoy se encuentra San Juan de Dios) en hacer una procesión alrededor de la Plaza. Teniendo su primer recorrido el Pendón de la ciudad en 1593.

La Imagen de Nuestra Señora de los Zacatecas era conocida como de la Natividad o como de los Remedios de los Zacatecas, siendo consumida por un incendio junto con el Cristo de la Parroquia en 1736, motivo por el cual se mandaron hacer otras imágenes de las mismas advocaciones, que son las que actualmente ocupan los retablos laterales al Altar Mayor de la Catedral Basílica.

Con el paso de los acontecimientos históricos en el país que se generaron posteriormente de la Independencia de México se prohibieron el uso del Pendón al ser de uso virreinal y a la romería de Nuestra Señora de los Zacatecas. Siendo recobrada dicha tradición ya entrado el siglo XX por presbíteros y laicos devotos de tan Noble Señora.

El 8 de Septiembre de 1911 se renueva el patronato de la Ciudad a Nuestra Señora de los Zacatecas por el Obispo Don Miguel de la Mora.

Al paso de los años se han ido agregando temáticas que sean pedagógicas, catequéticas y devocionales.

Ciertamente somos continuadores de las Tradiciones que están relacionadas con nuestros orígenes pero más que nada es contemplar el Rostro de María nuestra Señora y Madre, remedio en medio de nuestra aflicción, protectora y patrona. La iconografía que le distingue es que está en medio de nubes de plata, el medallón con las letras PHII (monograma de Felipe II) y rodeada de rayos de luz. Es una Madre amorosa que nos muestra y nos invita a seguir a su Hijo Jesucristo que es la Verdad y Camino hacia Dios Padre en el Espíritu de Amor. Ese Amor que no nos debe de separar, que nos une como hermanos, y de lo cual estas fiestas han de ser un signo y un símbolo de la cardad fraterna que como Iglesia Peregrina en Zacatecas.

Fuente: http://www.diocesisdezacatecas.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *