Clausura del Año Jubilar: 150 años de la erección de nuestra Diócesis de Zacatecas.

Después de haber vivido con entusiasmo nuestro Año Jubilar Diocesano, hemos llegado a su culmen, por gracia de Dios. Para la celebración de su clausura, hemos preparado este sencillo y breve subsidio litúrgico que tiene como intención, acompañar las celebraciones de las comunidades de nuestra diócesis.

Hemos de recordar que en el inicio del Año Jubilar, en su apertura, en cada comunidad parroquial, cuasiparroquial y aquellas que se reúnen en los templos con rector propio, se entronizó el signo de la Palabra, ya fuera mediante el libro de los Evangelios o bien, la Sagrada Escritura; además de encender el cirio de la luz del Jubileo. Signos que manifiestan ante los bautizados la presencia de la Palabra y la Luz de Cristo en medio de su Pueblo. Son justamente estos dos signos que han de estar presentes en el templo para el buen desarrollo de nuestra celebración de clausura. El evangeliario ha de estar a un lado del cirio jubilar y este decorado con signos de fiesta, como puede ser una guirnalda de flores. También es muy conveniente se tenga a la mano una copia o bien, si es posible el original, de los trabajos realizados en la asamblea parroquial (plan pastoral parroquial), para que sean presentados en la celebración de la Eucaristía como fruto de la vivencia del Año Jubilar y el deseo de renovación de la misma comunidad.

Es muy conveniente que la celebración se organice de tal modo, que un grupo de fieles participe tanto en la procesión solemne de entrada como en la procesión de la presentación de los dones.

Este breve y sencillo material, quiere ser una ayuda para que cada una de nuestras comunidades que formamos nuestra Iglesia Diocesana de Zacatecas, cuenten con un recurso de carácter litúrgico que fortalezca la vivencia eclesial del culmen de nuestro Año Jubilar Diocesano.

Dimensión de Liturgia.
Comisión Diocesana para la Pastoral Litúrgica.
Pbro. Guillermo Cabrera Bautista.

Click para consultar material.